Acceso a la educación para los niños sirios en el Líbano

Estimados compañeros, el conflicto en Siria está produciendo una generación perdida de millones de niños que nunca han estado en clase o que sólo tienen recuerdos de tal experiencia.

En Líbano el gobierno, junto a varias organizaciones y gracias a programas como “No lost generation” de UNICEF financiado por la Unión Europea, hace un trabajo activo para permitir a los menores tener acceso a la educación pública, a la salud, a la nutrición y a los servicios higiénicos.

Lamentablemente la mayoría de los niños siguen quedándose sin posibilidad de escolarizarse. En Líbano las cifras dicen que 150.000 niños sirios no van a la escuela, y se calcula que antes de final del año el número llegará a los 400.000.

Estamos enfrentados a un desafio que no es únicamente humanitario. Podemos y debemos seguir financiando estos programas para que se garantize una educación básica a toda una generación que un día volverá a su país y será responsable de su reconstrucción.

Pero ¿pensamos de verdad que eso puede bastar? Debemos tener coraje político, en primer lugar nuestra diplomacia tiene que luchar para una solución pacífica de la guerra de Siria, empezando por la prohibición de la venta de armas.

En segundo lugar es inutil y vergonzoso hacer acuerdos con terceros paises para que se encarguen ellos de los refugiados que llegan a nuestras fronteras.

Si no conseguimos alcanzar este esfuerzo político, que sí es sostenible si lo repartimos entre todos los estados miembros, servirá de poco lo humanitario.

Gracias.